Manos_a_la_Opera_

La Sala de Cámara del Auditorio de Tenerife “Adán Martín”, espacio cultural del Cabildo de Tenerife, acoge dos representaciones de la ópera El gato con botas, creada por 80 niños con edades que oscilan entre los 3 y 5 años.

Las funciones tendrán lugar este viernes [día 15] a las 11:00 horas para diversos centros escolares, y el sábado [día 16] a las 17:00 horas para los familiares de los participantes. Además, tendrá lugar hoy [jueves, 14], un ensayo general abierto al público al que asistirán los compañeros de los alumnos que intervienen en el proyecto.

A la función del viernes acudirán más de 400 niños de ocho centros escolares de Puerto de la Cruz, Santa Cruz, La Orotava, Granadilla y La Laguna.

Esta iniciativa, denominada Manos a la ópera, es un proyecto del Cabildo de Tenerife a través del Área Educativa de Auditorio de Tenerife que se puso en marcha hace tres años, y que se ha integrado en Ópera de Tenerife, que organizan el Cabildo Insular y el Gobierno de Canarias.

Los 80 escolares, que han desarrollado el trabajo durante los últimos cinco meses, pertenecen a los Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de Las Retamas (Ofra, Santa Cruz), San Fernando (Santa Cruz), El Chapatal (Santa Cruz) y Teófilo Pérez (Tegueste).

El gato con botas es una versión libre de la ópera del mismo título del compositor catalán Xavier Montsalvatge con libreto de Néstor Luján, sobre cuento homónimo de Charles Perrault. Compuesta en el verano de 1947, se estrenó en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona el 10 de enero de 1948. La escenografía está basada en el célebre juego para consola Minecraft.

Este programa, inspirado en Write an Opera del Royal Opera House de Londres, consiste en la creación total de una opera por los alumnos participantes. Lo importante de este programa es el proceso de creación, ya que los participantes se ven envueltos en actividades creativas que abarcan
diferentes áreas artísticas: teatro, música, artes visuales, expresión corporal, creación literaria.

Los estudiantes aprenden a través de la experiencia, ya que participan activamente en el proceso de creación y representación de la ópera. Tienen la responsabilidad de escribir, componer, diseñar (vestuario-luces-escenografía), producir y representar su propia ópera. Trabajan a partir de sus experiencias y sus propios intereses involucrándose de manera que se sienten dueños de la obra, de su creación. Aprenden a trabajar en equipo desarrollando sus propias habilidades y desempeñando los roles propios de una compañía profesional.

Para ello, el programa les brinda talleres donde adquieren destrezas y recursos que les permitirán apreciar, disfrutar, valorar y producir arte, conociendo y permitiéndoles comprender las diferentes manifestaciones artísticas que forman parte en la creación de la ópera y como interactúan las unas con las otras de una manera global. El arte constituye una herramienta importante para promover la curiosidad por el aprendizaje, el conocimiento de los otros y de su cultura, y el mérito del trabajo colectivo.

El proyecto se realiza a través de talleres (danza, teatro, música, artes plásticas, literatura), impartidos por artistas en activo con formación artística y experiencia pedagógica, en los que los niños participantes canalizan su creatividad. Tanto el atrezzo, como la escenografía y el vestuario han sido realizados por los padres de los alumnos y los profesores durante unos talleres realizados en el Auditorio.

Las actividades se imparten en los centros escolares, dentro del horario lectivo, y se prolongan durante el curso escolar. El programa se desarrolla en las escuelas con la intención de alcanzar al mayor número posible de alumnos. Durante el período de trabajo se observan tres etapas claramente diferenciadas: acercamiento a través de actividades específicas, a cada una de las manifestaciones artísticas que componen la Ópera, haciendo énfasis en el desarrollo creativo de los participantes, proceso de creación de la obra, y ensayos y puesta en escena.