El_grupo_AlegransaEste próximo martes, día 21 de julio, a las 21.00 horas, Alegransa, el grupo que cruza los aires de raíz popular con los inspirados en el sonido barroco, presenta en la Plaza de Santiago de los Caballeros de Gáldar, su espectáculo ‘Cuerdas en el Aire’, en un concierto de carácter gratuito, organizado por el Ayuntamiento del citado municipio, con motivo de las Fiestas de Santiago Apóstol 2015.

El septeto integrado por Carlos Oramas, Domingo Rodríguez el Colorao, Víctor Batista, Esther Ovejero, Marta Viera, Carlos Meneses y Jonathan Rodríguez, demuestra que su sugerente repertorio es, ante todo, una celebración de la música sin fronteras.

Sonidos populares de ida y vuelta de las orillas del Atlántico que han bañado la cultura de nuestras Islas (Latinoamérica, África y Canarias), reinterpretados en esta ocasión desde un espíritu camerístico con la pulcra dimensión que otorga toda una variada instrumentación antigua (desde tiorbas a guitarras barrocas pasando por archilaúdes), ofreciendo un nuevo concepto sonoro inédito en Canarias, al que también se suma, como no podía ser de otra forma, otros tantos instrumentos (mandolina, contrabajo, percusión, timple, contra) que enriquecen de manera generosa el resultado de la curiosa propuesta de Alegransa.

El grupo está integrado por conocidos y reputados músicos cuyas trayectorias están fuera de toda duda, que desean con su participación en este nuevo proyecto, recalcar el alcance universal de la música popular y las raíces comunes que comparten tantos ritmos en el mundo que percibimos como locales, y cómo muchos de esos ritmos hunden sus raíces en estilos mucho más antiguos.

Como advierte el director de Alegransa, Carlos Oramas, el grupo presenta un espectáculo de música popular con otra vestimenta. “Más que una fusión lanzamos una mirada hacia el pasado, tanto en la instrumentación como en los modos y maneras de tocar, siempre desde el prisma de la época contemporánea”. Cuerdas en el Aire combina música popular y música antigua en un formato distinto, interpretada con instrumentos históricos y dentro de una cuidadísima puesta en escena que correrá a cargo de Mario Vega.

El músico Víctor Batista, director de Los Gofiones, emplea un ejemplo muy expresivo para definir el concepto musical de Alegransa: “es como doblar una sábana por la mitad y hacer que coincidan origen y final…. Una celebración en donde el reencuentro con sonoridades y estructuras de siempre se expresan en una estética intemporal y, por ende, muy actual”, añade Batista, quien estima que “toda la música es siempre un encuentro de sonido, estética, interpretación y mensaje”.

Sobre el repertorio que el público podrá disfrutar, Víctor Batista sostiene que “hay mucho viaje entre un tema y otro, pero todos coinciden en un origen común, una arquitectura genética que revela la génesis de la mayor parte de los estilos que hoy en día inundan la música de popular y de raíz”.

Para el timplista Domingo Rodríguez ‘El Colorao’ toda cultura “debe beber de sus raíces, porque la originalidad está en el origen. Desde ese punto de partida la propuesta de Alegransa avanza con la modernidad de elementos como la voz y el estilo de Esther Ovejero. Alegransa es alegría a nuestra manera, sentimiento canario con raíz, canariedad mestiza. Tanto para el público de corte folclórico como para aquellos otros que les guste el sonido culto, Alegransa propone un cóctel suntuoso en el que conviven apuntes de modernidad y fidelidad clásica”, añade el popular intérprete majorero.

Para Esther Ovejero, cuya carrera siempre ha estado más vinculada al jazz, soul o al blues, la propuesta del grupo propone al público “un sugerente repertorio de temas musicales inspirados en la tradición popular, pero interpretados desde una sonoridad antigua”, dice la voz solista del nuevo septeto. Me sorprende esa rica mezcla de lo tradicional con lo clásico, así como la utilización de instrumentos antiguos para lograr un empaste sonoro que nos traslada al barroco, sin que se pierdan las esencias de la raíz”, concluye Ovejero.

Alegransa lleva al público de visita al pasado más reciente de nuestra música, a través de una inteligente y deliciosa mixtura de energías acústicas que termina por abrir los cinco sentidos a la vitalidad y la magia, la luz y el color propios que impregna todos esos temas que han formado parte de nuestro cancionero y rica tradición músico-popular.