_SDM0114.jpg

_SDM0114.jpg

TEA Tenerife Espacio de las Artes ha programado para hoy [jueves 18] a las 20,00 horas, el preestreno de la película El bailarín del desierto, de Richard Raymond, que está basada en una historia real y cuenta cómo la música es capaz de traspasar fronteras a través de la historia de un grupo de estudiantes que luchan por hacer su sueño realidad. La proyección de este largometraje se realizará en versión original en inglés con subtítulos en castellano. La entrada es gratuita previa retirada de las invitaciones en la taquilla del centro de arte contemporáneo del Cabildo. La película será estrenada oficialmente el 7 de agosto, aunque ya ha estado presente en el Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara.

En el difícil clima político de Irán de 2009, Afshin Ghaffarian, apasionado del baile y la música, decide reunir a un grupo de jóvenes dispuestos a arriesgar sus vidas para conseguir su sueño. Mientras siguen los pasos de Gene Kelly y Michael Jackson, nace el amor entre Afshin (Nazanin Boniadi) y Elaleh (Freida Pinto). Juntos crean un grupo de baile clandestino con un solo objetivo: bailar delante de un público. Freida Pinto, la actriz que obtuvo un Óscar por su trabajo en Slumdog Millionaire, tuvo que recibir clases de danza antes de empezar el rodaje.

El director de la película, Richard Raymond, señala que recibió cartas y correos de iraníes que no viven en su país se sienten identificados con lo que muestra El bailarín del desierto que le decían “lo que tú cuentas lo he visto yo desde mi ventana, lo que dices que le ha ocurrido a Afshin también le ocurrió a un amigo”.

Akram Khan, prestigioso coreógrafo británico de la danza internacional y ganador de exitosas y galardonadas creaciones es el responsable de toda la coreografía de la película. Su primera creación, el solo Loose in flight (1995), despertó tanta sorpresa como interés dejando ver el ecléctico lenguaje de Khan, de trazos dancísticos multiculturales. Kassh (2002), nombrado ese año mejor espectáculo de danza en Francia, con música de Nitin Sawhney y diseño del escultor Anish Kapoor, y A God of small tales (2003), donde colaboró con el artista Hanif Kureishi, son otros ejemplos de sus creaciones. También lo son Zero degrees (2005), creada junto al coreógrafo Sidi Larbi Cherkaoui, Sacred monster (2006), dúo que interpreta junto a Sylvie Guillem, Gnosis (2009), Vertical road (2010) y el solo Desh (2011).

Akram Khan sorprende porque mezcla de manera natural los principios de la danza contemporánea (ha sido un estudioso de las técnicas Graham, Cunningham, Alexander y de improvisación y contacto) con los ancestrales modos de la virtuosa danza Kathak, de la India, que ha practicado desde siempre y parece llevar en su sangre. Con su estilo híbrido ha conseguido levantar ovaciones en medio mundo. Él y su compañía abrieron la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.