Mueca_El teatro es uno de los ejes centrales de la programación del festival Mueca en su edición de 2015. El Festival Internacional de Arte en la Calle de Puerto de la Cruz comienza el próximo 7 de mayo y se extiende hasta el 10, con una agenda que reserva un importante espacio para el teatro, las artes performativas y otras formas de contar historias.

El acceso a ocho de estos espectáculos requiere la compra de entradas, que se pueden conseguir en la taquilla virtual está abierta en la web www.entrees.es, o a través de la propia web del festival, www.festivalmueca.com. A lo largo del desarrollo del festival, se contará también con una taquilla física, situada en La taquilla física en la Antigua Biblioteca Municipal, en la calle Agustín de Betancourt, 11. Estará abierta durante la primera semana de mayo con el horario siguiente: de lunes 4 de mayo a miércoles, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas y de jueves a sábado, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 23.00 horas; el domingo 10 de mayo estará abierta de 10.00 a 11.30 horas. El precio de las entradas oscila entre los 3 y los 8 euros.

Los espectáculos

Fous de Bassin es un espectáculo de gran formato, montado sobre el agua, en el que personajes fantasmagóricos, batallas de fuego, vuelos musicales y maquinarias incandescentes buscan evaporar lo esperado y dar voz a un mundo diferente. La compañía francesa Ilotopie, dirigida por Bruno Schnebelin, propone acciones de desorden artístico que cuestionan los espacios públicos. Se representa viernes 8 y sábado 9 de mayo a las 23.00 horas en el Espacio Aqualia instalado en el Lago Martiánez. En esta quimera de agua y fuego, el fuego emerge en la oscuridad de la noche con una luz que alumbra en el agua el reflejo de una narración con la que Ilotopie propone al público un viaje alegórico por la estructura social.

Entre las propuestas internacionales, la de Matías Zanotti es única e innovadora. El artista argentino crea dentro de un escaparate universos fantásticos protagonizados por personajes singulares. En Mango. Puerto de la Cruz, Zanotti presentará dos Escaparates vivos bajo los títulos Geishas (viernes 8, a las 18.30) y Míster Ping-Pong (viernes 9, a las 17.30).

Al género de la performance se adscribe también la acción teatral del gallego Quico Cadaval, Conversatorio, calificada como una experiencia de teatro biológico in vitro. Quico Cadaval con el apoyo de una vendedora de tiempo, se somete a conversar con alguien. El tiempo de conversación es repartido entre Cadaval y el cliente, utilizando un riguroso reloj de ajedrez. La conversación puede ser vista pero no oída por el público casual que pase por la calle La Hoya, a la altura de la Boutique Tramps, el sábado 9, a las 18.30 horas.

En la lectura que Mario Vega hace de la novela de Antonio Lozano, quien cuenta la historia de Suleimán en escena es la actriz Marta Viera, o su personaje, Isabel, compañera de clase del niño maliense, protagonista de un difícil viaje en pos de sus sueños. Me llamo Suleimán (jueves 7 de mayo, 20.00 horas Teatro Timanfaya) es una historia sobre lo que mueve a los seres humanos, contada sin clichés y en una escenografía dominada por el arte y la innovación, con un extraordinario trabajo de animación de Juan Carlos Cruz.

Delirium celebra sus 30 años La casa de Bernarda Alba (jueves 7 de mayo, a las 22.00 horas, Espacio Mutua Tinerfeña – Agustinos), El luto por el padre muerto reprime las ansias de amor y libertad de unas mujeres, perturbadas por la presencia de un hombre por el que son capaces de morir y matar. La casa se convierte en una cárcel de atmósfera infernal. Participa una cuidada selección de actrices: Soraya González del Rosario (Bernarda), Carmen Cabeza (Poncia), Lioba Herrera (Angustias), Nuhr Jojo (Martirio), Carmen Hernández (Magdalena) y Sofía Privitera (Adela), dirigidas por Severiano García.

El grupo La Pandilla participa este año en Mueca con su versión de No hay ladrón que por bien no venga, de Darío Fo (Espacio Casa Rahn, el viernes 8, a las 21.30 y el sábado 9 de mayo, en sesión doble, a las 18.30 y 21.30). Dirigidos por Antonia Jaster, se sumergen en una desternillante comedia de enredo en la que no todo es lo que parece. Nidos es la obra que presenta en el festival este año Teloncillo, una apuesta por el teatro para bebés de 0 a 3 años. La compañía invita al público a volar, cantar, escuchar, bailar, jugar y vamos a anidar. Los pájaros harán nido en la cabeza de sus pequeños espectadores y cada bebé se llevará el suyo (Espacio Mutua Tinerfeña – Agustinos, sábado 9 · 11.30h. y domingo 10 · 11.30h.).

Mueca presenta en el Espacio Casa Rahn sus espectáculos dedicados al arte de la palabra. El narrador oral Félix Albo se detiene en la historia de una adolescencia peculiar, marcada por la búsqueda de seguridad y la esperanza perdida en El primer beso (jueves 7 de mayo a las 18.30 horas; viernes 8 y sábado 9, a las 21.30), mientras que Pepe Maestro “vuela” en el aire los cuentos de Autobiografías armado de su voz y una escoba (viernes 8 y sábado 9 de mayo, 20.00 horas). En las Historias que te bailan, Cristina Verbena lleva hasta el público historias y palabras que se deslizan desde una melodía para formar un tapiz de voces que muestran trozos de vida (viernes 8 y sábado 9, a las 23.00 h.).