Imagen interior del teatro Pérez Galdós.

El emblemático teatro Pérez Galdós será el próximo destino escogido por el programa de visitas guiadas dedicadas a explicar a la ciudadanía los atributos y valores de los bienes que en la isla gozan de la máxima protección patrimonial, los denominados BIC (Bienes de Interés Cultural).

Organizada por la unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, las cuatro citas previstas al citado espacio escénico se celebrarán los días 26 y 31 de enero y 2 y 7 de febrero, con carácter gratuito, permaneciendo abierto el plazo de inscripción desde el lunes, día 21 hasta el 23 de enero. Las plazas ofrecidas en cada una de las visitas son 30. La actividad cuenta con la colaboración del ayuntamiento capitalino y de la Fundación Canaria Auditorio y Teatro de Las Palmas de Gran Canaria.

Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción a través de la web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial, en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas.

Las visitas guiadas a los BIC pretenden poner en valor las peculiaridades y naturaleza de los denominados bienes de interés cultural existentes en Gran Canaria, así como explicar distintos grados de protección que implica este importante reconocimiento jurídico con el que se preserva y respetan sus distintos valores. María Cárdenes Guerra, técnica de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, dirigirá la visita guiada al teatro Pérez Galdós, asistida por personal de la empresa Tibicena.

En el caso del teatro Pérez Galdós se propone un recorrido de 120 minutos de duración por la historia de uno de los edificios más bellos y mejor conservados de la capital grancanaria, declarado BIC en 1994, con la categoría de Monumento Histórico-Artístico.

En 1866, un grupo de ciudadanos ilustres decide levantar un teatro sobre el solar cedido por el ayuntamiento conocido como Las pescaderías o Bocabarranco, cuyo proyecto diseña el arquitecto Francisco Jareño y Alarcón, inaugurándose como tal en 1890 con el nombre de teatro Tirso de Molina. Once años más tarde, con motivo del éxito que tuvo el estreno de la obra ‘Electra’, de Pérez Galdós, se propone que el citado teatro lleve el nombre del insigne novelista canario.

En la noche del 28 de junio de 1918 un gran incendio destruyó la estructura de madera del teatro casi por completo y, entre 1925 y 1928, el arquitecto grancanario Miguel Martín Fernández de la Torre concluye las obras de rehabilitación. El edificio tiene planta rectangular y cuatro fachadas. En su interior confluyen elementos alhambristas y renacentistas, con vidrieras de art noveau y pinturas modernistas de Néstor de la Torre, hermano del arquitecto.

En el año 2004 el teatro abre un nuevo ciclo de su historia con su rehabilitación y ampliación, con cuyas obras se logra conjugar el romanticismo de la construcción del siglo XIX con las avanzadas tecnologías escénicas del siglo XXI, convirtiendo así a este recinto en uno de los más completos a nivel nacional.

La Ley de Patrimonio Histórico España, define que: “en el seno del Patrimonio Histórico Español, y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela, adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural, que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que, de forma más palmaria, requieran tal protección. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae”.

banner facebook creativa