THE-LAST-INTERNACIONALEFalta muy poco para el paso por Gran Canaria y Tenerife de una de las giras de rock más esperadas de este año 2013, por fin están por aquí Molly Gene: One Whoaman Band y The Last Internationale. Hoy hemos aprovechado nuestra ventana para conocer desde cerca a esta última banda y sus proyectos como su último EP que lleva por título ‘New York, I do mind dyng’. Esta formación está compuesta por Edgey, Delila Paz, a la voz, y Fernando Silva y hemos tenido el placer de entrevistar a los dos primeros. Se trata de un rock profundo, de raíz, con gran influencia de los nombres más importantes del panorama de la denominada música americana como Woody Guthrie, Robert Johnson o de la música de autor del chileno Víctor Jara.

The Last Internationale no es una banda del montón, se precian de decir lo que quieren sin ningún tipo de complejos y con total libertad. Llegan a señalar en el curso de esta entrevista que no siguen el panorama neoyorkino y critican duramente la normativa con la que asfixian a las bandas de la Ciudad de los rascacielos. Recuerden, la cita es este fin de semana. The Last Internationale y Molly Gene estarán actuando en The Paper Club de Las Palmas de Gran Canaria, el viernes 1 de marzo y el día siguiente en La Laguna, Tenerife, en el Espacio Aguere Cultural, ambos empezarán a las 22 horas.

– ¿Cuándo surgió la experiencia ‘The Last Internationale’?

– Edgey y Delila Paz: Alrededor de hace 3 años en la ciudad de New York.

– Su último trabajo es un EP llamado ‘New York, I do mind dying’ y nos llama la atención que lo hayan denominado así ¿No quieren a muerte a la Ciudad que nunca duerme?

– D. P.: La verdad es que preferimos escuchar la interpretación de la gente con respecto al título. Desde luego hay cosas que apreciamos de la ciudad de New York pero también hay un montón de cosas que no nos gusta, como el Departamento de la Policía, el alcalde y todos los yuppies que se ponen a vivir en Brooklyn.

“Tuvimos una actuación increíble la última vez que visitamos las Islas Canarias y estamos viniendo con un nuevo espectáculo y un nuevo disco ¡No se lo pueden perder”

– Podrían citarnos algunas de sus mayores influencias desde el punto de vista musical… ¿Podrían citarnos alrededor de cinco nombres?

– D. P.: Tendría que nombrar a Odetta, Víctor Jara, Elmore James, Sonny Boy Williamson y Son House.

– E.: Robert Johnson, Woody Guthrie, Hubert Sumlin y Tom Morello.

– Cuéntennos, ¿Qué diferencias fundamentales existen entre el EP ‘New York, I do mind dying’ y su último ‘Choose your killer’?

– D. P.: Sí, la verdad es que hay una diferencia ostensible. El nuevo EP fue creado en un estudio análogo 100 por 100 llamado “Estudios es da Bandeira” en la ciudad de Oporto, Portugal. La verdad es que nos esforzamos para experimentar con un montón de tonos, técnicas de grabación, y creo que creamos un sentimiento de directo, más allá de nuestras expectativas.

– ¿Tienen prevista la publicación de un nuevo disco? ¿Creen que la senda marcada por este último EP será una muestra de ese nuevo trabajo?

– E.: Publicaremos en algún momento del próximo año, la verdad es que no sabemos aún cómo sonará pero lo que podemos garantizar es que lo hará como nunca antes. Será innovador.

– ¿Cómo se conocieron? ¿Cómo llegaron a la conclusión de trabajar juntos?

– D. P.: Hay que reconocer que cuando Edgey y yo nos conocimos no había nadie más que en nuestra época escuchara cosas como Woody Guthrie o Leadbelly. Yo creo que con este concepto era inevitable que nos conociéramos y que empezáramos a trabajar juntos.

– ¿Cómo es la escena en una ciudad como New York? ¿Hay algunos sitios para disfrutar del buen rock?

– E.: No lo sé. No vamos a ver música en directo salvo que se trate de un acto de algún compañero muy cercano o de alguna banda de fuera como Buddy Guy, fue el caso de BB King al que vimos recientemente. Estuvo realmente bien. Los pocos músicos que sobrevivieron a la embestida de la capital contra la expresión artista se han tenido que esforzar a un trabajo realmente underground y creo que ni se molestan en actuar mucho más.

– Actuaron el pasado 8 de junio en Gran Canaria y por lo tanto ya han tenido contacto con nuestras islas ¿Cómo fue la gente en el concierto? ¿Cómo fue el feeling y el feedback al respecto? ¿Qué saben de las Islas Canarias?

-D.P.: La Historia de las Islas es similar a la del Caribe: conquista, colonización y explotación continuada. A nivel personal, la gente que conocimos allí la última vez era realmente amable y la comida increíblemente deliciosa.

– ¿Es The Last Internationale su único proyecto o tienen otros trabajos paralelos?

– E.: Yo he empezado secretamente con mi propia banda recientemente, pero silencio ¡No se lo digas a Delila! (risas).

-D.P.: Sólo he estado en esta banda ¡T.L.I. para siempre!

– ¿Cómo es un concierto de The Last Internationale? ¿Qué puede esperar la gente?

– E.: Es mejor que la gente venga y experimente el show por ella misma.

– Si tuvieran que elegir una canción para alguien que jamás haya escuchado The Last Internationale ¿Qué canción elegirían? ¿Es muy difícil captar una canción que les defina? ¿Quizás ‘Crawling Queen Snake’?

-D.P.: Es una sensación tan personal. Nuestro sonido es muy diverso y desde luego no creo que haya una canción que nos defina por completo.

– ¿Podrían contarnos una anécdota graciosa ocurrida en alguno de los conciertos de las giras de The Last Internationale?

– E.: Un día, después de un concierto en América, nos invitó una amable señora que salió de una multitud a quedarnos en su casa por la noche. Nos pusimos rápidamente de acuerdo y la seguimos normalmente hasta su casa. Algunos de nosotros, incluido el que suscribe, nos logramos quedar dormidos en el suelo de la casa a pesar del tremendo volumen de la música Heavy Metal alemana que estaba sonando en el sitio, ¡A todo volumen!. Cuando me levanté, sobre las 6 de la mañana, el esposo estaba absolutamente cargado de Whiskey ruso y se estaban preparando para ir a trabajar mientras estaba predicando acerca del nacionalsocialismo y estaba gritando ¡Hail Hitler! Y al mismo tiempo le estaba gritando a su mujer que quería “joder a la banda”, así como suena, (risas). Su hijo de 17 años y sus amigos estaban al lado de nosotros disparando a la gente en la cabeza, en un videojuego que estaban jugando. Por desgracia, nos dijo que tenía pensado meterse en la milicia en unos meses y que no veía la hora de matar a iraquíes. La verdad es que fue realmente molesto para nosotros porque en las pocas horas que pasamos con él resultó ser una persona amable y compasiva. Es una pena lo lavada que puede estar la mente de un niño. Cuando nos despedimos, nos dimos cuenta que había un graffiti escrito en la casa del vecino, al otro lado de la calle con el nombre del grupo “The Last Internationale”, creo que podemos adivinar quién lo hizo.

– Vienen a actuar con un proyecto muy interesante Molly Gene One Whoaman Band ¿Qué saben de ella? ¿Qué nos puede contar de su estilo y conciertos?

-D.P.: Nos encontramos con ella hace una semana y la verdad es que es genial y la gente se vuelve verdaderamente loca por ella. La gente la ama.

– Están actuando en España en lugares como Asturias, A Coruña, Burgos o Alicante ¿Cómo les está yendo?

– E.: Muy bien. Parece que la gente les encanta el nuevo material

– ¿Qué cuenta vuestra música? ¿Quién hace las letras de las mismas? ¿Tienen un propósito político?

-D.P.: Cada canción es diferente, la verdad. Incluso algunas no tienen nada de política, pero sí es el propósito general de la banda. Nuestras acciones fuera de la banda son las de derribar el capitalismo y poner fin a todas las injusticias.

– Por favor, mánden un saludo a nuestros lectores y una última llamada a los amantes del rock para que no se pierdan sus actuaciones en el The Paper Club en Las Palmas de Gran Canaria, este próximo 1 de marzo, y en La Laguna en el Espacio Aguere Cultural, un día más tarde (22.00 horas).

– E. y D.P.: Tuvimos una actuación increíble la última vez que visitamos las Islas Canarias y llegamos con un nuevo espectáculo y un nuevo disco ¡No se lo pueden perder!