festival_de_jazz_de_Getxo_2014_3‘Nu tunes & old tunes’ es el nuevo disco de Nu Roots, formación en trío que compone nel trompetista David Pastor, Toni Pagès, a la batería y a los loops y José Luis Guart a los teclados. Con respecto a lo cual tenemos contacto con el primero de ellos para que nos explique esta combinación de viejos clásicos con canciones nuevas. Como si de un vinilo se tratase, este cd tiene un ‘side A’ y una ‘side B’. Las cinco primeras canciones son de autoría del trompetista valenciano residente en Cataluña y las cuatro restantes son clásicos como ‘Aguas de marzo’ del mágico Jobim o ‘Blue in green’ de Miles Davis.

Por si todo ello no fuera suficiente, en el disco –sobre todo en la parte de clásicos- colaboran grandes cantantes como Gemma Abrié, Saphie Wells o Susana Sheimann y la guitarra de Ximo Tébar. Curioso también resulta el prólogo de Santiago Auserón con el que nuestro protagonista de hoy ha colaborado continuamente. Además este trío es noticia ya que presentarán por primera vez su proyecto en Madrid, será en la Sala Galileo Galilei el próximo 28 de marzo. A propósito, David Pastor visitará Canarias en el marco del International Trumpet Festival de Maspalomas que tendrá lugar en esa localidad grancanaria del 22 al 26 de julio.

– Para empezar la entrevista, y ya como un ritual, ¿Cómo comenzó a interesarse por la música? ¿Fue su primera opción la trompeta?

– David Pastor: Mis inicios se remontan a principios de los 80 en la sociedad musical de mi pueblo. Como bien sabes, en Valencia existe la tradición de que en cada pueblo haya una o dos bandas de música, con sus respectivas escuelas. Pues bien, yo salgo de una de ellas, como era de esperar. Allí conocí a la persona que me mostró que la música podía seguir otros caminos, no solamente el clásico, que era lo que allí se estudiaba. Esta persona es Francisco “Latino” Blanco, actual director artístico del colectivo Sedajazz. En el año 87, Latino creó un taller de jazz y fundó la Valencia Jazz Big Band que dirigía Ramón Cardo. Yo entonces tenía 13 años, y me gustaba ir a ver los ensayo, hasta que un día faltó un trompetista y Latino le propuso a Ramón que yo entrara a formar parte de la big band, a partir de ahí se abrió un ventanal enorme que todavía no se ha cerrado.

– ¿Cómo se gestó este paso de Nu-Roots? ¿Nu tunes and old tunes? ¿Es usted más fans de unas que de otras?

– D.P.: Este disco es el resultado de la madurez de un proyecto que nació como propio y ha acabado tomando la personalidad de banda que necesitaba. Nu Tunes & Old Tunes es un “todo” que envuelve la idiosincrasia de Nu-Roots, es como el ying y el yang, no se entienden las unas sin las otras.

– En la parte de ‘Nu tunes’ todas son sus composiciones ¿Qué nos ha querido decir con canciones como ‘In memoriam?

– D.P.: las composiciones propias siempre suelen estar basadas en hechos que han marcado tu vida. En el caso de ‘In Memoriam’ es una melodía compuesta en la avenida Broadway con la 124 (NYC) y terminada en los estudios MusicLan de Avinyonet de Puigventós durante la grabación del disco “Reflexions en Sis” del baterista Pere Foved. Es un tema dedicado a todos aquellos músicos que pasaron por mi vida y ya no están con nosotros, y en especial al pianista Brian Trainor, con el que tuve el honor de tenerlo como guest star en mi primer disco “Introducing”.

– ¿Cómo conoció a los músicos que le acompañan como banda base, nos referimos a Jose Luis Guart y a Toni Pagès?

– D.P.: A Guart lo conocí cuando fui a hacer una sustitución con “Café Soul”, una de las bandas más potentes que había en Barcelona a finales de los 90, pero quedé maravillado de su versatilidad cuando coincidimos en un “Trumpet Summit” en el que compartí cartel junto a uno de mis grandes admirados, el trompetista Jack Walrath. Si no recuerdo mal, fue en el Festival de Jazz de Valencia allá por el 2007 y Guart tocó increíble desplegando un amplio abanico de colores. A Toni lo conocí cuando coincidimos en la banda del programa “Buenafuente”. Pronto nos dimos cuenta que nuestras inquietudes musicales iban por caminos similares, y encima también conocía a Guart. Y ahí empezó todo.

“De mi casa han salido unos cuantos que ya están dando que hablar, como el tinerfeño Leo Torres, que ya es todo un referente en la escena barcelonesa. Es un excelente “lead” de Big Band y un solista musculoso. Le siguen de cerca los catalanes Òscar Latorre, con un discurso moderno y actual y Joan Mar Sauqué que de momento se decanta más por la tradición.”

– Vemos en youtube algunos capítulos de sus “clases” a través de la web Trumpetland.com ¿Es un proyecto viable enseñar por internet?

– D.P.: Renovarse o morir, esta es mi máxima. Hay que estar acorde con los tiempos que vivimos. Creo que internet es la manera más más viable de estar en contacto con todo el mundo y de compartir cultura, aprender y disfrutar.

– Háblenos de trompetas y usted como profesor. ¿Algún nombre de la nueva hornada que tengamos que tener en cuenta?

– D.P.: De mi casa han salido unos cuantos que ya están dando que hablar, como el tinerfeño Leo Torres, que ya es todo un referente en la escena barcelonesa. Es un excelente “lead” de Big Band y un solista musculoso. Le siguen de cerca los catalanes Òscar Latorre, con un discurso moderno y actual y Joan Mar Sauqué que de momento se decanta más por la tradición. El ibicenco Pere Navarro también empieza a dar sus frutos con un lenguaje con tendencias BAM. Todos ellos poseen un sonido grande y bello en su instrumento, que es marca de la casa. También han pasado por mi aula Andrea Motis y Felix Rossy, pero a estos ya los conocéis.

– Es usted valenciano pero se mudó desde hace bastante tiempo a Barcelona ¿Cómo está desde el punto de vista musical esa ciudad? ¿Hay presión a los locales? Sabemos que es un tema recurrente, pero nos gusta preguntar por la libertad de estos empresarios.

– D.P.: En muchas ocasiones digo que Barcelona es la ciudad de este país donde más jazz puedes encontrar a diario, es como nuestra NYC. Es un vivero constante de jóvenes talentos y lugar de visita de los más grandes jazzmen del mundo. Me siento muy a gusto aquí y muy valorado como artista.

– En la parte “old” del disco, hay un tema de Miles Davis, el archiconocido ‘Blue in green’ ¿Es su pieza favorita de Davis?

– D.P.: Cada nota que toca Miles es mi favorita.

– Casi a diario “inunda” la web con sus nuevos proyectos y conciertos varios. Someramente, ¿Nos puede nombrar los más importantes en los que esté inmerso?

– D.P.: Mi proyecto más importante hoy por hoy es Nu-Roots, estoy dedicándole mucho tiempo y esfuerzo. Pero me encanta ser parte de proyectos de compañeros e implicarme en ellos al cien por cien. Siempre quiero dar lo mejor de mí, esté dónde esté, esté con quién esté. ¡No lo puedo evitar! Soy como un bohemio de los 50, un ‘culoinquieto’ (risas), vamos.

– Si David Pastor no hubiese sido trompetista o músico, hubiese sido:

– D.P.: Me inquieta imaginar esa opción. No concibo mi vida sin música. Sería muy, muy, muy triste.

– Aigües de Març (Aguas de marzo en catalán) ¿Cómo se le ocurrió la idea? ¿Fue Gemma Abrié la primera opción?

– D.P.: Nu-Roots al completo no tuvimos la menor duda en proponerle a Gemma que cantara este tema. Yo fui un poco más osado y le propuse que lo cantara en catalán, que es nuestra lengua. Ella todavía fue más lejos y adaptó la letra al hemisferio norte, dándole un nuevo significado.

– ¿Por dónde va a ir ahora mismo discográficamente?

– D.P.: Lo próximo es producir el nuevo trabajo de Eva Fernández Grup y estoy esperando la confirmación para participar en el nuevo trabajo de Sandra Carrasco. ¡Luego habrá más sorpresas! Este año vamos a intentar llenarlo de proyectos y novedades interesantes.

– A riesgo de que sea como preguntarle si prefiere a mamá o a papá pero …. ¿Louis Armstrong, Chet Baker o Miles Davis?

– D.P.: Chet y Satchmo han sido grandes maestros, pero para mí Miles ha estado siempre por encima de todo. Es mi gran fuente de inspiración, nunca me canso de escucharlo.

– Hagamos ciencia ficción y pensemos que esta entrevista llega a un joven entusiasta de pocos años y que se interesa por el jazz y por la trompeta. Para empezar, ¿Qué disco le recomendaría escuchar?

– D.P.: Seven Steps to Heaven de Miles Davis.

– Con respecto al disco que grabó con Pere Foved ¿Podemos esperar una nueva edición?

– D.P.: Podemos.

– Ha participado con las diferentes bandas de Joan Chamorro con artistas como Andrea Motis ¿Cuál ha sido su sensación desde dentro en estos proyectos?

– D.P.: Chamorro es la persona más generosa del mundo del jazz, es un amigo. Cuando trabajas codo con codo con amigos, nada puede ir mal.

– En la última canción del disco, su versión de la gillespiana ‘A Night in Tunisia’, Susana Sheiman tiene algún efecto en la voz ¿Fue de acuerdo con la vocalista? ¿Le da otro “toque” a la canción?

– D.P.: Fue una decisión que tomamos en las mezclas. Todos los instrumentos están tratados electrónicamente en algún momento del disco, pero la voz todavía no la habíamos tratado, así que, nos pusimos a experimentar…

– ¿Conoce a muchos músicos canarios? Nos consta que tiene amistades en Gran Canaria…

– D.P.: Tengo una gran amistad desde hace muchos años con Chano Gil, gracias a él, volveré a formar parte un año más del elenco de profesores del International Trumpet Festival de Maspalomas (del 22 al 26 de julio).

– Muchísimas gracias por su tiempo, David. Le mandamos un abrazo muy cordial y esperamos seguir en contacto ¿Le manda un saludo a los lectores de Canción a quemarropa y creativacanaria.com?

– D.P.: Muchísimas gracias a todos los que directa o indirectamente mantenéis viva la música y hacéis que llegue a nuestros hogares. De verdad.