Foto_Roots_2Segunda entrega de nuestras charlas con el saxofonista tinerfeño Kike Perdomo. Si ya habíamos ahondado en su dirección de la Big Band de Canarias y sus últimos discos con música de película con ‘Elmer Bernstein: The Wild Side’, ahora es turno de hablar sobre su último proyecto personal, trabajo que responde al elocuente título de ‘Roots’ ¿Cuáles son las raíces del caballero Perdomo? En ello nos adentramos en esta cordial cita. Este disco supone una nueva edición en la que junto a Perdomo han colaborado músicos de la talla de Audun Waage, George Dulin u Octavio Hernández. Músicos de aquí y de fuera que han logrado plasmar en un álbum la labor retrospectiva de Perdomo. No te pierdas la presentación de ‘Roots’, será el próximo sábado 14 de marzo en elTeatro Guimerá de S/C de Tenerife, a las 20.30 horas.

– Volvemos a citarnos con usted, en este caso para que nos hable de su último trabajo ‘Roots’ ¿Qué nos cuenta de esta edición?

– Kike Perdomo: Este nuevo disco representa para mí un nuevo punto de inflexión. Mis estancias en Nueva York me han inspirado mucho y me han devuelto la confianza en la validez de mi trabajo y mi proyecto. Llevamos ya unos cuantos años de crisis en este país donde la música y la cultura han estado muy maltratadas y resulta muy complicado mantener la misma energía creadora. Así que estoy muy contento con la edición de ” Roots”.

– Sus raíces… ¿Qué canciones conformaron sus raíces? No nos referimos ni si quiera a sus composiciones sino a canciones que siempre escuchó al iniciarse en el jazz…

– K.P.: Mis raíces son muy variadas y muy profundas. En la música, al igual que en todas las disciplinas artísticas, hay dos formas de iniciarse: tradición o escuela. La tradición representa la oralidad, la transmisión del lenguaje a través de la imitación y eso es lo que hemos hecho los músicos que hemos sido autodidactas en los inicios: imitar. Mis primeras canciones no fueron de jazz sino de pop, de rock, de folk, de compositores clásicos contemporáneos. El jazz vino después, cuando empezó una escuela de jazz en Tenerife de la mano de Luis Vecchio en el año 86 ó 87. Allí coincidimos muchos músicos y allí empezó la otra parte de mi formación: la escuela.

– Se vuelven a grabar canciones que ya conocíamos como ‘Cantaloupe Version’ ¿Le debe mucho a Herbie Hancock?

– En la música la deuda es la admiración hacia tus predecesores. Las composiciones de Herbie Hancock, Thelonious Monk, Duke Ellington, Wayne Shorter, John Coltrane y un larguísimo etcétera forman parte de mis raíces y esta variante de Cantaloupe la empecé a tocar hace ya 15 años con Fernando Ortí y forma parte de la banda sonora de mi proyecto. Esta versión es la actualización más reciente de ella y estoy siempre encantado de tocarla.

– Ha estado últimamente actuando en la Bilbaína, en el marco del Bilbao Distrito Jazz 2015, y en el Café Berlín ¿Qué tal ha notado este pulso con el ambiente peninsular?

– K.P.: Tengo muchos y muy buenos seguidores de mi música en la península así que para mi tocar en Bilbao y Madrid siempre supone un reencuentro con mi publico. BJC es un lugar por donde pasan excelentes bandas y estoy encantado de participar. El Café Berlín es un histórico en Madrid y sus nuevos dueños han conseguido darle muchísima vida al club y por tanto a la ciudad.

‘Llevamos ya unos cuantos años de crisis en este país donde la música y la cultura han estado muy maltratadas y resulta muy complicado mantener la misma energía creadora. Así que estoy muy contento con la edición de ” Roots”.’

– Ha grabado este ‘Roots’ entre Tenerife y New Jersey ¿Cómo fue el proceso?

– K.P.: Lo he grabado en Tedesco Studios, al igual que mi anterior cd ‘Celebrate Brooklyn I&II’. Estos discos se graban en un día. Se graban en directo, se hacen varias tomas, entre toma y toma se comentan cosas, se pactan cosas y se graba de nuevo el tema con un enfoque diferente, un poco más rápido o un poco mas lento, con una dirección diferente. Luego escuchas y decides. Esta es la forma común de grabación para la música de jazz.

– Los músicos también son muy variados, desde el grancanario Octavio Hernández a otros como George Dulin o un habitual como Aadun Waage ¿Busca un perfil de músico determinado para una grabación o no tiene claro a priori a cuáles llamar?

– K.P.: Generalmente no busco músicos de alquiler, es decir, no alquilo músicos para mis grabaciones. Primero, porque no dispongo de presupuesto para ello y segundo porque en mi carrera he comprobado que rodearte de personas con las que tienes una buena química me aporta mucho más que grabar o tocar con desconocidos. Por suerte, estos músicos son excelentes y son también amigos con los que puedo sentirme cómodo tanto en el estudio como fuera de el.

– ¿Cómo se plasma ‘Roots’ en directo? ¿Cuál es la formación que está llevando?

– K.P.: Ahora mismo es quinteto: batería, contrabajo, piano, guitarra y saxo. Con esta formación tengo mucha riqueza tímbrica y armónica y para este tipo de composiciones la necesito. No es nada nuevo. Pero la sonoridad a cuarteto con guitarra o piano me encanta también.

-¿Es la misma que va a actuar en el Teatro Guimerá, en Santa Cruz de Tenerife, el próximo 14 de marzo?

– K.P.: Sí, en la presentación el grupo base será quinteto aunque contaremos con algunos invitados por supuesto.

– ¿Qué supone para Kike Perdomo actuar en el Guimerá? Recordamos que en esas tablas tocó Herbie Hancock en Tenerife? ¿Recuerda otra cita memorable en el Guimerá?

– K.P.: Recuerdo grandes conciertos en el Teatro Guimerá: Steps Ahead con Bob Berg, unos meses antes de su desgraciado accidente, Wayne Shorter con su nuevo cuarteto con Brian Blade, John Pattitucci y Danilo Pérez. Un montón de conciertos de la OST en mis primeros años con D. Armando Afonso de director. Mis primeros conciertos de rock con grupos como Samara. El Teatro Guimerá y el Teatro Leal son para mi los “TEATROS” con mayúsculas de Tenerife, primero porque son excelentes recintos estéticamente hablando y segundo porque son sitios con una acústica perfecta para la música en directo.

– Si tuviera una varita mágica para darle a Tenerife, a su escena del jazz, algún aspecto que mejore las perspectivas, sería…

– K.P.: No sé, Los clubes aparecen y desaparecen. Los músicos seguimos ahí ¿Qué tal sería nuestra escena con algunos sitios estables más?. Por pedir que no quede.

– Ha tocado recientemente en el Be Flat, en Los Cristianos ¿Pediría que hubiese un club como este en varios lugares de la isla? ¿Qué le parece ese rincón?

– K.P.: Valoro mucho la iniciativa de Diego Cano con la creación del BeFlat al que le auguro un excelente futuro. El sitio es acogedor y el trato humano que se recibe allí es exquisito. Existen y han existido otros fantásticos sitios en Tenerife: El Buho de La Laguna, el Blue Note de Tejina, el Ekade Jazz upstairs, el Añepa. Todos ellos han salido adelante con el cariño y el trabajo incansable de verdaderos amantes del jazz. El jazz no es un negocio. Los dueños de los locales son verdaderos mecenas de la música. Esto ocurre en prácticamente todos los sitios de todos los países que conozco. Les doy las gracias desde aquí a todos ellos.

– TF- 39436 ¿Es un coche? ¿Qué significa?

– K.P.: Sí, es una matrícula antigua. Para mi significa mi adolescencia, viajar con mis padres, el veraneo, los fines de semana, Santa Cruz. Muchas y muy divertidas situaciones guardo en mi memoria ocurridas dentro de ese trasto ( risas).

– Cítenos una canción que vaya a sonar el día de la presentación en el Guimerá y que no esté en el disco.

– K.P.: ( risas) ¡Si vienes te enterarás!. Siempre añado algún tema de algún cd anterior o algún estándar que añada algo de variedad compositiva a mis conciertos.

– Nombre 3 saxofonistas vitales para su actual forma de entender el jazz:

– K.P.: Wayne Shorter, John Coltrane y Chris Cheek.

– ¿Cómo se puede conseguir una copia de ‘Roots’? ¿Es partidario de compartir su música en plataformas como Itunes y Spotify?

– K.P.: ¿ Una copia de “Roots”?. ¡ Pero si te acabo de regalar un cd! (risas) Sí, soy partidario de compartir la música, el jamón serrano y que los demás pongan algo de dinero para las facturas que tengo que pagar…( risas). No sé si conoces lo lucrativos que pueden ser los negocios como Youtube o Spotify para sus dueños, pero rotundamente no para los músicos que ponen su música en ellos. La realización de un cd supone una fuerte inversión de tiempo y dinero y me parece fantástico que algunas plataformas en internet como Spotify lo ofrezcan gratis o casi, pero ahora mismo nos toman por tontos a los músicos en lo que se refiere a compensar su lucro con los que somos la fuente de ese lucro, es decir con los músicos. Aquí entraríamos a hablar de la propiedad intelectual, eso que parece obsoleto y abusivo para algunos. Esos algunos que quieren saltarse nuestros derechos. Muchos jóvenes creen que la música es gratis pero aún no se han parado a pensar lo que ello conlleva para los que quieran dedicarse a ella en el futuro. Es un largo debate en el que no pienso entrar ahora.

– ¿Va a haber algún invitado especial en el Guimerá?

– K.P.: Sí.

– ¿Está pensando ya en su próxima edición?

– K.P.: Siempre tengo varios proyectos en mente. El tiempo me permite realizar algunos y otros no.

– Muchas gracias por su tiempo… ¿Una última frase de ánimo para que la gente vaya a verle en directo en el Guimerá?

– K.P.: Que les espero para tratarles lo mejor que sé. Serán bienvenidos.