Cartel del montaje para bebés Flip, un viaje sensorial

El próximo día 20 de mayo se estrena en el Teatro Guiniguada de la capital grancanaria el espectáculo para espectadores precoces de tres meses a cuatro años de edad, ‘Flip, un viaje sensorial’ un montaje planteado como un viaje sensorial y una atractiva experiencia teatral alrededor de las cuatro estaciones del año. La emoción que destila esta iniciativa que comparten actores y público sobre el mismo escenario es de alta intensidad.

Tras el éxito cosechado con la comedia ‘El cielo según San Juan’, Acelera Producciones se ha comprometido con la producción de este delicado montaje de teatro para bebés que dirige Pedro Pérez, protagonizado por cuatro personaje peculiares que acompañarán al pequeño Flip en su alucinante primer viaje por el mundo, a través del que experimentará con asombro y curiosidad las sensaciones que éste le ofrece.

El montaje, que está coproducido por el ayuntamiento de Ingenio, explota las capacidades del cuerpo y de la música como lenguajes universales que despiertan muchas sensaciones en los bebés. Melodías en directo, colores, olores, texturas, danza, malabares e interacción son los recursos empleados en este montaje que protagonizan la actriz Sara Santana, el titiritero Pedro Pérez que manipula a Flip, el músico Gustavo Déniz y la bailarina Susana Bros, mientras que Nauzet Afonso se ha responsabilizado de la escenografía y del diseño de vestuario.

El espectáculo ‘Flip, un viaje sensorial’, que ha sido incluido en la nueva programación concebida para toda la familia por el teatro Guiniguada, ha despertado tanta expectación que sus dos primeras funciones previstas para la mañana del día 20 de mayo ya se han agotado, por lo que el citado espacio escénico dependiente del Gobierno canario ha ya activado la venta de una tercera, que tendrá lugar a las 17.00 horas del mismo día. El aforo del teatro se ha limitado a 40 plazas con un máximo de dos adultos por bebé. Las entradas para la nueva función se venden al precio de 8 euros tanto para adultos como para bebés en la página de venta on line www.entrees.es La acomodación será realizada por parte de los actores en función de las edades de los bebés.

Los cinco sentidos

Como señala la educadora infantil y bailarina vallisoletana Susana Bros, “los cinco sentidos son el motor que pone en funcionamiento la maquinaria que refuerza el desarrollo y crecimiento cognitivo, social y emocional de los más pequeños a través de olores, música, sonidos, texturas, luces, sombras y colores. Nos interesa mucho investigar y crear imágenes para un público que comienza su experiencia sensorial y que apenas inicia su aprendizaje en la vida. Toda la representación de ‘Flip, un viaje sensorial’ está planteada por y para los niños teniendo en cuenta sus habilidades y percepciones. Dado el amplio abanico de estímulos que aparecen en el montaje intentamos abarcar las diferentes capacidades atendiendo a la edad y desarrollo de los bebés”, señala la también profesora de danza clásica que ha protagonizado conciertos de música y danza para bebés y la primera infancia en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid.

A pesar de que la obra está concebida para la primera infancia los responsables de esta iniciativa no se olvidan de los adultos que acompañan a los bebés, y por ello desde el momento en el que acceden al teatro, ya son parte activa de la obra, convirtiéndose en los propios protagonistas que acompañarán al pequeño Flip en su particular viaje sensorial recorriendo las estaciones del año. “A través de este recorrido acaecerán diferentes acciones, todas ellas ligadas, pero sin sobrepasar el tiempo de atención que son capaces de mantener los más pequeños”, explica Susana Bros. “A través de la interacción se creará una comunicación activa que potenciará la atención y se establecerá una conexión real entre el público y el artista de igual a igual. El movimiento, la narración y la música vinculan a adultos y bebés en el mundo de las emociones”, dice.

“Dado que sabemos que nuestro público es muy delicado, hemos cuidado en este espectáculo hasta el más mínimo detalle, teniendo en cuenta desde la escenografía, pasando por el vestuario, el aroma, el uso de las luces, la música e incluso la temperatura del teatro, sin olvidarnos de las necesidades que pueden presentar nuestros pequeños y pequeñas”, prosigue la bailarina.

Uno de los valores de ‘Flip, un viaje sensorial’ es que no se circunscribe al teatro sino que extiende su radio de acción a la idea actual de artes escénicas (mezcla de diversas disciplinas como música, danza, circo, teatro gestual, poética… en innumerables combinaciones), con lo cual mete de lleno a los bebés en el arte coetáneo de su tiempo y los vincula con una tendencia creativa que crece y se desarrolla a la par que ellos.

“Hay quienes ven en el teatro para bebés una forma de creación de nuevos públicos que, sin duda lo es, pero los artistas que trabajan para estos espectadores buscan sobre todo el disfrute estético de su público en su momento presente. Los bebés desde ya son espectadores de teatro, independientemente de que en el futuro, en su edad adulta, lo sigan siendo”, concluye Susana Bros.

Una oferta relativamente nueva

Madrid fue ciudad pionera en presentar en 2005 un programa estable de lo que se conoce como teatro para bebés, aunque los expertos cada vez más optan por denominarlo teatro para primera infancia. En Gran Canaria son casi nulos los escenarios que se han abierto a este tipo de teatro y experiencias.

La Biblioteca Insular del Cabildo, por ejemplo, contempla desde hace unos años en su programación habituales sesiones de cuentos para bebés desde los seis meses a los tres años en las que participan grupos de no más de quince personas. También la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria desde 2013 plantea una programación regular destinada a los bebés. Se trata de apuestas decididas por espectáculos respetuosos, lenguajes no infantilizados y propuestas artísticamente contemporáneas inspiradas en el lenguaje musical.

En eso singulares conciertos desarrollados por el Servicio Pedagógico se propone al bebé un universo de entonaciones, ritmos, canciones y piezas instrumentales, como ocurrió el pasado año con la obra ‘Una vuelta al sol’, un recorrido por la vida de los más pequeños y sus familias a lo largo de la primera “vuelta al sol” (el primer año de vida según la pedagogía Montessori) del bebé.

banner facebook creativa